Tendinitis De Aquiles: 5 Remedios Naturales útiles

A continuación, obtenga más información sobre las causas más comunes y las opciones de tratamiento natural para aliviar la inflamación. 

Tendinitis de Aquiles: 5 remedios naturales útiles

El tendón de Aquiles permite que el talón se levante cuando el pie se cae. Así que ella está constantemente en movimiento. Por lo tanto, la tendinitis de Aquiles  puede  ser muy dolorosa.

La inflamación del tendón de Aquiles ocurre a menudo en corredores, gimnastas o cuando juegan al tenis o al baloncesto. Los movimientos repetidos con frecuencia son los culpables de esto. Sin embargo, también podría ocurrir si no te estiras antes de hacer ejercicio.

La tendinitis de Aquiles puede incluso provocar un desgarro que requiera tratamiento quirúrgico. Pero el descanso y los remedios alternativos suelen ayudar. Sin embargo, ¡asegúrate de consultar a tu médico! 

Luego, conozca las causas más comunes y las opciones de tratamiento natural para reducir la inflamación. 

Causas de la tendinitis de Aquiles

Causas de la tendinitis de Aquiles

El tendón de Aquiles a menudo se irrita, especialmente al caminar, correr, saltar u otro esfuerzo físico. Con la edad, el tendón se debilita y, por lo tanto, es más sensible. 

También existen los siguientes factores de riesgo:

  • pie plano
  • sobrepeso u obesidad
  • Músculos rígidos de la pantorrilla
  • calzado equivocado
  • Caminata prolongada sobre una superficie dura (p. ej., hormigón)
  • Deporte donde hay que saltar mucho

Síntomas de la tendinitis de Aquiles

Síntomas de la tendinitis de Aquiles

Al principio el dolor se siente en la pierna trasera arriba del tobillo. Este es particularmente el caso después del ejercicio, donde el dolor puede ser muy intenso.

El dolor es más intenso cuando se toca, y el área también suele estar caliente.

Remedios naturales para la tendinitis de Aquiles

En la mayoría de los casos, no es necesaria ninguna intervención quirúrgica. Porque  los síntomas suelen desaparecer al poco tiempo si se toman las medidas adecuadas. Esto incluye, por ejemplo, el descanso. Además, los siguientes remedios caseros pueden ser efectivos:

1. Sal y Vinagre

Sal para la tendinitis de Aquiles

Este relajante tratamiento reduce la inflamación y el dolor. Esto también mejora la circulación sanguínea y el suministro de oxígeno. Esto también promueve el proceso de curación.

ingredientes

  • 3 tazas de agua (750ml)
  • 3 cucharadas de sal gruesa (45 g)
  • 1/2 taza de vinagre de sidra de manzana (125 g)

preparación

  • Primero, calienta el agua y colócala en un tazón grande. Luego, disuelva la sal y el vinagre de sidra de manzana en él.

solicitud

  • Remoje sus pies en él durante unos 20 minutos. Luego seca bien.
  • Disfrute de un relajante baño de pies todos los días  hasta que sienta alivio.

2. Aceite de ricino y aceite de oliva

Aceite para la tendinitis de Aquiles

El aceite de ricino y el aceite de oliva se utilizan como remedios tradicionales para la tendinitis de Aquiles para aliviar el dolor y la rigidez.

ingredientes

  • 5 cucharadas de aceite de ricino (75 g)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g)

preparación

  • Mezcle ambos aceites y caliéntelos en el microondas durante 20 segundos.

solicitud

  • Verifique la temperatura y masajee suavemente la mezcla de aceite en las áreas afectadas.
  • Repite este tratamiento dos veces al día.

3. Cúrcuma

Cúrcuma para la tendinitis de Aquiles

La cúrcuma también es beneficiosa, ya que esta raíz de color amarillo brillante tiene  propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Por lo tanto, también se recomienda para la tendinitis de Aquiles.

ingredientes

  • 3 cucharadas de cúrcuma en polvo (45 g)
  • agua (tanto como sea necesario)

preparación

  • Mezclar ambos ingredientes en una pasta espesa.

solicitud

  • Aplica la pasta en las áreas afectadas y venda tu pie.
  • Deje actuar este remedio casero toda la noche y lávelo a la mañana siguiente.
  • Repite el tratamiento hasta que te sientas mejor. 

4. jengibre

Jengibre para la tendinitis de Aquiles

El jengibre también tiene  un efecto antiinflamatorio y alivia el dolor asociado con la hinchazón. ¡Aprovecha estas cualidades!

ingredientes

  • Una cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • Una taza de agua (250 g)

preparación

  • Escalde el jengibre con agua hirviendo y déjelo reposar durante 10 minutos.
  • Luego vierta a través de un tamiz para eliminar los sólidos.

solicitud

  • Lo mejor es beber este té de 2 a 3 veces al día.

5. Aceite de aloe vera y menta

Aloe Vera contra la tendinitis de Aquiles

Esta combinación también es eficaz para la inflamación. Puedes usarlo para recuperar tu movilidad.

ingredientes

  • 5 cucharadas de gel de aloe (75 g)
  • 1 cucharadita de aceite de menta (5 g)

preparación

  • Mezcla ambos ingredientes y el remedio casero está listo.

solicitud

  • Frótalo en las áreas afectadas y luego venda el pie.
  • Use este tratamiento todos los días hasta que baje la inflamación. 

No lo olvides: si no puedes mejorar, ¡tienes que ver a un médico!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba