Superar El Sufrimiento Para Ser Más Fuertes

Debemos entender el sufrimiento como un proceso de aprendizaje, como una prueba de la que salimos fortalecidos y que nos ayuda a afrontar mejor las situaciones difíciles.

Superar el sufrimiento para ser más fuerte

A menudo se escucha que se gana la libertad  en cuanto se logra controlar el sufrimiento y desconectarse.

Sin duda es un conjunto precioso. Sin embargo, mientras leemos no podemos evitar la pregunta:  “¿Y cómo haces eso? ¿Cómo puedes apagar los miedos, las derrotas y el sufrimiento?

Para poder controlar nuestro estado emocional  y transformar la energía negativa que asedia nuestra mente,  es importante entender la “anatomía” interna.

El sufrimiento y la tristeza surgen en el cerebro a través de mecanismos sutiles y muy poderosos que tienen un propósito muy específico. Luego entraremos en más detalles. Esperamos que pueda beneficiarse de ello.

El sufrimiento y el cerebro triste

El sufrimiento es un diálogo interno que creamos en nuestro cerebro. Las experiencias dolorosas, las pérdidas, los fracasos, las traiciones y las amargas decepciones pueden conducir al sufrimiento. Sin embargo, siempre se debe distinguir entre el dolor físico y el emocional.

  • El sufrimiento que nos amenaza y puede llevar a la depresión tiene su único origen en un diálogo interior.
  • Algunas personas lidian con estas situaciones de manera muy diferente, a pesar de que están pasando por una experiencia traumática similar. Todo depende de los recursos internos y del diálogo que tengamos en nuestra mente.

Tan pronto como puedas apagar la negatividad, vuelve la calma. Y se puede lograr un equilibrio.

Estas ideas son básicamente fáciles de entender. Sin embargo, todavía son muy difíciles de implementar. Encontrar el interruptor de los pensamientos amargos y negativos para acabar con el sufrimiento es muy complicado.

Porque  el dolor emocional se pega al alma. Te mantienen cautivo y te quitan el aliento. No es fácil deshacerse de él de nuevo, incluso si lo deseamos desesperadamente.

cerebro-con-flores-y-tristeza

El cerebro triste funciona diferente

El cerebro humano se compone de millones de células nerviosas. Estos forman una red asombrosa e increíble que también habilita nuestra conciencia.

Los neurocientíficos nos dicen que el miedo ejerce un poder muy especial sobre nuestro cerebro.

Estructuras como el hipocampo o la amígdala permiten que el cerebro absorba información del entorno para alertarnos de los riesgos sin que seamos conscientes de ellos.

  • El cerebro quiere que sobrevivamos, por lo que usa  emociones negativas como el miedo, la tristeza o el sufrimiento para alertarnos de  que algo anda mal.
  • En las pruebas de diagnóstico, se puede ver que la tristeza afecta a casi 70 regiones cerebrales diferentes.
  • La amígdala, el hipocampo, la corteza prefrontal o la corteza cingulada anterior se encuentran entre estas áreas, por ejemplo, y también la corteza insular, que es especialmente interesante.
  • La ínsula también está asociada con la percepción corporal y el gusto. Todo esto explica por qué cuando estamos tristes y sufriendo, todo parece detenerse y todo pierde sentido e incluso sabor.
  • Incluso cuando tratamos de apagar el sufrimiento para volver a la realidad, nuestro cerebro no puede responder de la manera que nos gustaría. Somos incapaces de esto.

Porque la música interna está en una longitud de onda diferente. El cerebro triste ha apagado el ruido de la vida. 

mujer-piensa-en-dolor

Superar el sufrimiento para ser más fuerte

Vale la pena recordar una hermosa frase de Leonard Cohen:  “Hay una grieta en todo por donde entra la luz”.

El hecho de que algo esté roto o roto no significa que no puedas avanzar en la vida.

Las heridas se curan aunque nunca podamos volver a su estado original. Nunca volveremos a ser los mismos.

  • Pero podemos ser más fuertes. Porque la grieta  deja penetrar la luz de la sabiduría, la experiencia y el conocimiento que, a través del cambio, ilumina nuestro ser. 
  • Para superar el sufrimiento se necesita tiempo. Ya sabes que el cerebro sigue otro ritmo y trabaja a otro nivel. Por lo tanto, debes ser paciente y apoyarte en aquellos que te aman.
  • Tu cerebro desea “quedarse quieto” para  concentrar toda la energía en encontrar una solución a la preocupación, al dolor. 
mujer-con-pajaro-y-dolor

Tu único trabajo es cambiar algo de ti o de quienes te rodean para sentirte mejor. Aceptar lo sucedido y buscar la motivación en cosas nuevas y diferentes porque estos dos pasos son fundamentales para seguir adelante.

Los neurólogos siempre señalan que comprender los mecanismos del cerebro es de gran ayuda para facilitar el manejo de la tristeza y el sufrimiento.

No olvides que el  sufrimiento no dura para siempre, es solo un proceso temporal. Y uno puede superarlo para aprender de él y seguir avanzando para adaptarse al mar de la vida, a veces muy complejo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba