Saliva Espesa Y Viscosa: ¿Qué Significa Eso?

Varias enfermedades pueden hacer que la saliva sea más espesa y viscosa de lo normal. Los cambios hormonales o ciertos medicamentos también podrían ser la causa. Obtenga más información sobre este tema hoy.

Saliva espesa y viscosa: ¿qué significa?

La saliva es una importante secreción glandular que realiza diversas funciones. Entre otras cosas, este líquido mantiene húmedos los tejidos de la cavidad bucal y, al mismo tiempo, también controla las bacterias y los hongos dañinos. Si la cantidad de saliva es baja, o si se produce una saliva viscosa  , la flora bucal sana se desequilibra, lo que puede dar lugar a diversos problemas.

Las glándulas salivales microscópicas que producen la secreción glandular se distribuyen por la boca y la garganta. Sin embargo, su función puede verse interrumpida por una variedad de razones. Este es el caso, por ejemplo, de la quimioterapia o la radioterapia, que pueden provocar cambios morfológicos en la saliva.

La saliva espesa y  viscosa  es incómoda para el paciente y también puede causar problemas al hablar, comer, tragar o respirar. Pero, ¿cómo lidiar con este problema?

Saliva viscosa: posibles causas

La saliva espesa y viscosa puede ser causada por una variedad de enfermedades. Estos incluyen, por ejemplo, los siguientes:

  • Alta presión sanguínea
  • diabetes
  • problemas de riñon
  • Obstrucción de las glándulas salivales
  • Diferentes tipos de cáncer
  • Parkinson
  • VIH
  • inflamación en la cavidad oral
  • carrera

La irritación o sequedad de boca por cambios hormonales  también puede ser responsable, especialmente en mujeres mayores de 40 años. La saliva viscosa también podría ocurrir con la edad.

Otra  causa muy común de cambios en la consistencia de la saliva es la medicación. Por ejemplo, los desencadenantes pueden ser la quimioterapia, los antihistamínicos, los antidepresivos, los diuréticos o los analgésicos.

Saliva viscosa: posibles causas
La saliva viscosa puede ser causada por varias enfermedades. Los posibles desencadenantes también son los cambios hormonales, la medicación o el proceso natural de envejecimiento.

Saliva viscosa: posibles problemas posteriores

Si la saliva es demasiado espesa o viscosa, puede afectar el proceso de deglución. Con el tiempo, esto puede provocar neumonía por aspiración,  que es la inflamación de los pulmones por aspiración.

La cavidad oral se siente seca e incómoda. Además de la dificultad para tragar, pueden presentarse mal aliento y problemas para masticar o hablar. Esto también aumenta el riesgo de caries y otros problemas de dientes y encías.

La lengua también puede sentirse seca, lo que puede afectar el sentido del gusto y provocar grietas. Las lesiones menores en la boca y los labios agrietados también son consecuencias comunes.

diagnóstico

Para el diagnóstico, la cantidad de saliva se puede determinar mediante sialometría. Además, en caso de ser necesario, existe la posibilidad de realizar una biopsia y analizar problemas anatomopatológicos con el fin de detectar enfermedades de base.

Saliva viscosa: ¿qué puedes hacer al respecto?

Cuando hay un problema con las glándulas salivales, no existe una opción de tratamiento específico. Pero varios consejos pueden ayudarte a normalizar el flujo de saliva:

  • Bebe más agua para licuar la saliva.
  • Asegúrate de incluir salsas y caldos en tu dieta y evita los platos secos.
  • Puedes configurar un humidificador.
  • Duerme con la cabeza ligeramente elevada.
  • También debe hacer gárgaras regularmente.
  • Cepíllese los dientes regularmente y varias veces al día.
  • Puedes usar chicle para estimular la salivación.
  • Limite el consumo de alcohol y tabaco.
  • Reduzca el consumo de comidas picantes.

Higiene dental para evitar la saliva viscosa

Si la saliva es espesa y viscosa, primero se deben considerar posibles enfermedades o medicamentos como desencadenante. Los factores psicológicos también juegan un papel. Una vez aclaradas las causas, el paciente puede utilizar sustancias estimulantes de la saliva. Estos incluyen, por ejemplo:

  • Azúcar de abedul (xilitol)
  • Aloe vera
  • El flúor como parte fundamental de la higiene dental diaria
Tratamiento dental para evitar la saliva viscosa
La higiene dental adecuada es esencial para la saliva viscosa. También puedes usarlo para prevenir el mal aliento que provoca.

El xilitol o azúcar de abedul  se caracteriza por sus propiedades remineralizantes, anticariogénicas e hidratantes. El aloe vera tiene un efecto cicatrizante y previene lesiones y grietas en la lengua y los labios. Así que puedes usarlo para aliviar los síntomas.

La higiene bucal con un buen cepillo de dientes de potencia media, pasta dental de calidad y enjuague bucal con flúor también es de suma importancia. Puede usarlo para aliviar los síntomas de la saliva espesa y viscosa.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba