¿Qué Tipo De Estómago Soy?

Una cintura grande o michelines en esta zona no se deben solo a comer en exceso.

¿Qué tipo de estómago soy?

Podemos observar una gran variedad de formas corporales que, entre otras cosas, nos dan información sobre hábitos de vida o enfermedades. Así que el  tipo de barriga  también nos puede decir mucho.

Algunos son más gruesos alrededor del estómago, otros colocan almohadillas de grasa en otras áreas. La circunferencia abdominal y la forma abdominal nos informan sobre los hábitos alimenticios y también indican hinchazón o retención de líquidos.

Según  el tipo de abdomen  y la causa, existen diferentes opciones de tratamiento. Luego aprende más sobre el tema. 

¿Qué revela tu tipo de barriga?

Un vientre plano es un ideal de belleza con el que muchas solo pueden soñar. Las dietas o el gimnasio no siempre consiguen los objetivos deseados,  pues también hay que tener en cuenta otros factores. 

Si conoce su tipo de estómago, por ejemplo, puede tomar las medidas adecuadas para acercarse a su objetivo. Entonces averigua más al respecto.

1. La hinchazón

¿Tu vientre es más plano por la mañana que por la tarde? Esto es bastante típico cuando la digestión no funciona de manera óptima y se acumula gas en el tracto digestivo.

La circunferencia del abdomen aumenta a lo largo del día. Esto es completamente independiente del peso. Esto puede ser causado, por ejemplo, por una mala alimentación o una intolerancia alimentaria.

chico del vientre

Si siempre come los mismos alimentos, puede ser difícil identificar una intolerancia.

Los desencadenantes más comunes incluyen la lactosa, la levadura, el alcohol, el trigo o el gluten. Puede intentar eliminar  estos grupos de alimentos y ver si el gas desaparece. 

Si realmente tiene una intolerancia, debe evitar estos alimentos por completo.

Sin embargo, si un intestino perezoso es el responsable de la hinchazón, es recomendable cambiar ciertos hábitos para estimular el intestino.

En general, se recomiendan las siguientes medidas:

  • No comas tarde en la noche.
  • Beba mucha agua durante el día.
  • Incluya probióticos saludables en su dieta para promover la flora intestinal.

2. La barriga de mamá

Después del embarazo, el abdomen a menudo permanece un poco más grueso en la parte inferior.

El útero se cae y es pesado. Puede tomar 6 semanas o más para que la barriga regrese. En algunos casos, este proceso es significativamente más largo.

La mujer tiene las manos en el estómago

Después del parto, muchas recomiendan esperar tres meses para hacer gimnasia. No debe seguir pensando en su peso durante este tiempo. Ahora tu salud y la salud de tu bebé son lo primero. 

Puede tomar suplementos de aceite de pescado  para quemar grasa corporal más fácilmente. También se recomiendan los ácidos grasos saludables de alimentos como el aguacate, el salmón o las semillas de chía.

Estos proporcionan nutrientes importantes, contrarrestan la fatiga y mejoran la absorción de vitaminas.

Puedes hacer ejercicios del suelo pélvico, también conocidos como ejercicios de Kegel. Después del parto, estos son muy útiles para fortalecer los músculos.

3. La barriga de los ocupados

Las mujeres con trabajos exigentes o madres ocupadas a menudo tienen un pequeño salvavidas en el área inferior del estómago.

tocino en el vientre

Esto puede suceder a pesar de la actividad física. Porque con ciertos ejercicios puedes perder grasa en tus caderas, piernas o brazos, pero no en tu estómago. 

Los malos hábitos suelen ser los culpables. Tal vez estés haciendo los mismos ejercicios una y otra vez, o no estés entrenando adecuadamente. Por supuesto, los bocadillos poco saludables también pueden conducir a esto.

Una buena nutrición es clave para deshacerse de esa flacidez abdominal. También puede ayudar a prevenir el estreñimiento y la hinchazón.

  • Coma más verduras de hojas verdes, cereales integrales y frutas.
  • Cambie del entrenamiento abdominal a otros ejercicios, como flexiones de brazos o ejercicios de resistencia.
  • También se recomiendan ejercicios de fuerza y ​​aeróbicos (abdominales, saltar la cuerda, etc.).

4. El vientre del estrés

Sentarse frente a la computadora durante largas horas y comer refrigerios poco saludables no es bueno para la salud. Este hábito también es visible en el estómago.

Además, la hormona del estrés, el cortisol, también hace que la grasa se almacene en la zona abdominal. En este caso, la circunferencia abdominal suele aumentar entre el diafragma y el ombligo.

barriga hinchada

Demasiada  cafeína o comida rápida, los horarios irregulares de las comidas y el estrés muy a menudo conducen a una barriga que se  convierte en un salvavidas con el tiempo.

Relájese más a menudo y duerma lo suficiente. Así es como puedes regular tu apetito. 

Por ejemplo, puedes aliviar el cansancio y la fatiga con frutos secos y otros alimentos nutritivos.

No tomes más de dos tazas de café al día. También se recomiendan ejercicios de relajación como yoga, Taichi y caminatas. 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba