Nadie Tiene Que Completarte: ¡tú Estás Completo!

Si buscas a alguien que te complemente pero no te complete, seguirás estando completo incluso después de una posible ruptura, sin que te falte de nada.

Nadie tiene que completarte: ¡tú estás completo!

No es fácil encontrar una persona que se adapte a nosotros y que comparta nuestros valores, que sea el compañero ideal en nuestro camino de vida. Alguien con quien aprender y crecer, entender completamente  y sentirse seguro.

La sociedad y la imagen romántica del amor nos han enseñado durante mucho tiempo que para sentirnos completos es necesario tener a alguien a nuestro lado : la media naranja, sin la cual no se puede ser feliz.

Quién no conoce el corazón roto que plasma en imágenes que solo podemos ser personas enteras juntas.

Si bien esto es muy romántico y conmovedor, la realidad es diferente:  no debes cometer el error de pensar que solo puedes ser verdaderamente feliz con una pareja.

En el post de hoy, te invitamos a pensarlo.

Soy completa y no busco una relación de dependencia.

mujer completa

“Sin ti no soy nada”, “Solo puedo ser feliz a tu lado”, “Si me dejas me muero”, “No sé que sería de mi vida sin ti”…

Todos hemos experimentado o expresado estos o similares sentimientos en algún momento. Esto es bastante normal, porque el amor y la pasión generan sentimientos muy intensos, que, sin embargo, a veces pueden llevar a perder la propia identidad.

Normal no significa automáticamente correcto o saludable. Todas estas ideas, sentimientos y declaraciones contienen dos aspectos importantes:

  • Si no te ves a ti mismo como completo,  te vuelves emocionalmente dependiente,  lo que resulta en una relación desequilibrada, a menudo muy complicada.
  • Enfocas tu razón de ser y tu autoestima en tu pareja.
  • Ese apego te hace muy vulnerable, dependes de lo que tu pareja haga, diga o decida. Incluso un pequeño desacuerdo puede causar un gran sufrimiento.
  • Si tratas tu felicidad como la “propiedad” de tu pareja, pierdes el control de tu vida.
  • Con el tiempo, este comportamiento hace que pierdas la imagen de ti mismo y la autoestima.

Muchos construyen sus relaciones en la dependencia, especialmente los jóvenes. Una relación inicial en la que el “todo” o el “nada” se apodera de todos los ámbitos de la vida y dependen estrechamente el uno del otro puede ser muy bonita e intensa.

Sin embargo, debes ser consciente de que ya has venido al mundo por completo y tu desarrollo personal se ve obstaculizado en una relación de dependencia.

Las personas que no experimentan crecimiento personal pueden experimentar los siguientes problemas con el tiempo:

  • Frustración porque no se sienten realizados.
  • La felicidad solo dura poco tiempo, es decir, hasta que te das cuenta de que solo tu pareja decide todo y es el centro de atención.
  • Después de la desilusión, tratas de averiguar quién tiene la culpa de todo. Uno se siente mal y lo más probable es que el amor inicial sea rechazado por incómodo.

Estoy orgulloso de mí mismo y de mi capacidad para hacer felices a los demás.

la mujer esta completa

Una relación debe ser madura, consciente y equilibrada. Si tu objetivo es encontrar “la media naranja”, asumes que no eres una persona completa.

No te apresures, espera hasta que te encuentren

No hay prisa cuando se trata de amor. Concéntrate primero en ti mismo, desarrolla tu personalidad, porque así es como una persona madura y complaciente puede encontrarte.

  • No tengas miedo de estar solo. La soledad  te conecta con tu esencia, tu auténtica identidad.
  • Disfruta de tus relaciones sociales, de tu familia, de tu independencia tal y como eres. Cumple tus sueños y metas personales.
  • Cuando menos lo esperes, conocerás a alguien. alguien te encontrará No fuerces esta situación, no corras detrás de alguien que no vale la pena o no se preocupa por ti.

Mantén tu autoestima

  • Deja que la situación se arregle sola. La persona que te aprecie como eres y te quiera como una persona completa, madura y feliz te encontrará.

Encuentra una persona completa que coincida con tus valores

A muchos les gustaría que su pareja compartiera los mismos gustos y aficiones. Pero esta no es una receta mágica para la felicidad.

Una relación estable y feliz  se basa en la igualdad de valores y la aceptación de las diferencias. Es importante disfrutar el tiempo juntos, formar un buen equipo y aprender unos de otros.

Encuentra una persona completa, equilibrada y sin lagunas para que no tengas que abandonar tu propia identidad para satisfacer la de tu pareja.

No vale la pena. La vida es demasiado corta para sufrir. Permítete ser feliz todos los días de tu vida de una forma sencilla, estando a gusto contigo mismo y disfrutando de alguien a tu lado que sabe lo que vales.

Alguien que puede hacer esta vida aún más maravillosa. 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba