Listeriosis Durante El Embarazo: ¡lo Que Debe Saber Al Respecto!

La listeriosis es causada por alimentos crudos o el contacto cercano con animales, pero es relativamente rara. Sin embargo, las mujeres embarazadas deben cocinar los alimentos por precaución y consumir solo productos lácteos pasteurizados. 

Listeriosis durante el embarazo: ¡lo que debe saber al respecto!

La listeriosis  es una infección bacteriana causada por la bacteria  Listeria monocytogenes  . Esta enfermedad es muy rara en personas sanas, pero las mujeres embarazadas y las personas con un sistema inmunitario debilitado están en riesgo y las consecuencias pueden ser graves.

Descubre todo lo que necesitas saber sobre  la listeriosis  durante el embarazo en el artículo de hoy. 

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis es una enfermedad infecciosa causada por alimentos contaminados o por contacto cercano con animales. La bacteria responsable de esto se encuentra en la naturaleza, por lo que los  animales pueden ser portadores. Las verduras, frutas o productos cárnicos también pueden estar contaminados con él.

Por estas razones, la bacteria puede esconderse en los siguientes productos:

  • carnes y pescados crudos
  • frutas y verduras crudas
  • Productos lácteos sin pasteurizar
  • Alimentos procesados
  • Pescado ahumado
Listeriosis de la carne cruda
Durante el embarazo, se deben evitar por completo los alimentos crudos que puedan estar contaminados para prevenir la listeriosis.

Al cocinar o pasteurizar los alimentos, se eliminan las bacterias causantes. Por ello, se recomienda a todas las personas del grupo de riesgo no comer carne ni verduras crudas y consumir únicamente leche, queso u otros lácteos pasteurizados.

Además, hay que tener en cuenta que la bacteria también podría estar presente en los alimentos cocinados. Este es el caso cuando se recontaminan después de la cocción antes del consumo o envasado. Por lo tanto, los productos procesados ​​(como embutidos, embutidos, fiambres, etc.) también pueden ser peligrosos y transmitir la bacteria.

Además, debes saber que esta bacteria es capaz de sobrevivir a temperaturas muy bajas. Esto significa que los productos congelados también pueden estar contaminados.

Si la futura madre está infectada, puede tener graves consecuencias para el bebé en crecimiento. Por esta razón, es de suma importancia prestar atención a su dieta y tomar algunas otras precauciones para evitar contraer listeriosis.

Diferentes tipos de listeriosis

Como ya se mencionó, la listeriosis es una de las enfermedades más graves que se pueden transmitir a través de alimentos contaminados. Pero, afortunadamente, solo ocurre muy raramente. Las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que  solo hay de 0,1 a 10 casos por año.

Sin embargo, esta rara enfermedad tiene una tasa de mortalidad muy alta. Por eso es tan importante tomar precauciones para evitar que suceda en primer lugar.

Hay dos tipos diferentes de listeriosis: 

  • Listeriosis no invasiva:  Es una forma leve que cursa con gastroenteritis con fiebre. Por lo general, las personas sanas se ven afectadas, pero esta infección no tiene consecuencias graves. Sin embargo,  para el grupo de riesgo, que incluye a las mujeres embarazadas, puede ser muy grave.
  • Listeriosis invasiva:  esta es una infección muy peligrosa con una alta tasa de mortalidad (hasta 20-30%). Los síntomas más comunes incluyen fiebre, dolor muscular, sepsis (envenenamiento de la sangre) y meningitis (meningitis).

En ambos casos, el período de incubación es de una a dos semanas. Sin embargo, también se puede alargar hasta los tres meses,  por lo que en ocasiones es muy difícil diagnosticar la enfermedad a tiempo.

Listeriosis en el embarazo

Listeriosis en el embarazo
La listeriosis puede causar un aborto espontáneo o un parto prematuro. Por lo tanto, estos riesgos deben tenerse en cuenta en caso de una posible infección.

La listeriosis es particularmente peligrosa durante el embarazo,  no solo para la madre sino también para el niño en crecimiento. Si la madre está infectada con la bacteria, pueden ocurrir las siguientes consecuencias:

  • aborto espontáneo
  • nacimiento prematuro
  • Infección del feto o del bebé
  • Muerte del feto o del lactante (en aproximadamente el 22% de los casos de listeriosis perinatal, el feto o el recién nacido muere).

Como ya se mencionó,  los primeros síntomas aparecen algún tiempo después del consumo de productos contaminados. Estas incluyen, por ejemplo, las siguientes quejas:

  • fiebre
  • Dolores musculares
  • náusea
  • náusea
  • dolor de cabeza

La infección puede ocurrir en cualquier momento durante el embarazo. Pero esto suele ocurrir en la última parte del embarazo,  porque entonces el sistema inmunitario de la madre suele estar ligeramente debilitado.

El tratamiento debe iniciarse lo antes posible. Con esto en mente, es importante  consultar a un médico de inmediato si tiene algún síntoma, para llegar al fondo de las causas. El médico realizará un análisis de sangre para determinar si realmente hay una infección. Si se diagnostica listeriosis, el médico generalmente recetará un antibiótico, que también previene la infección del feto.

prevención

Listeriosis durante el embarazo: prevención
Al cocinar, debe tener mucho cuidado para evitar la contaminación cruzada de diferentes alimentos cocidos y crudos.

La Organización Mundial de la Salud recomienda 5 medidas para prevenir la infección por alimentos contaminados:

  1. Limpieza e higiene:  Es muy importante lavar bien todos los productos. No olvides que siempre debes lavarte las manos antes de comenzar a cocinar también. Además, la limpieza en la cocina y en el frigorífico es especialmente importante.
  2. Separar los alimentos crudos de los cocidos  es una excelente manera de prevenir la contaminación cruzada.
  3. Cocínalo todo bien:  Está comprobado que los alimentos cocinados a 70ºC ya no suponen un riesgo. Debe tener especial cuidado con productos específicos, como la carne molida.
  4. Almacene los alimentos a temperaturas seguras:  No debe mantener los alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 2 horas. Tampoco es recomendable descongelar productos congelados a temperatura ambiente (fuera del frigorífico). ¡No olvides prestar siempre mucha atención a la fecha de caducidad!
  5. Use agua segura y materias primas seguras: Debe evitar los alimentos procesados ​​y envasados.

Dado que la bacteria causante normalmente se encuentra en  productos crudos y no pasteurizados,  la mejor precaución es evitar estos alimentos por completo.

Además de las medidas de precaución mencionadas, las siguientes recomendaciones también son muy importantes para las mujeres embarazadas:

  • Evite la leche y los productos lácteos no pasteurizados (por ejemplo, el queso crema).
  • Caliente los embutidos y la carne procesada fría (p. ej., salchichas) a al menos 70 ºC antes de consumirlos.
  • Evite el pescado ahumado y la carne ahumada.
  • Guarde siempre las sobras en el refrigerador y nunca las deje a temperatura ambiente por más de dos horas. Nunca debe almacenar alimentos que ya se hayan preparado durante más de dos o tres días.
  • Lea atentamente las etiquetas de los productos  y almacene de acuerdo con las recomendaciones.

Conclusión

Aunque la listeriosis es una enfermedad infecciosa muy rara, las medidas de precaución son esenciales para evitar consecuencias graves. Las mujeres embarazadas deben tener especial cuidado porque la infección por listeriosis podría ser fatal para el niño en crecimiento. 

Las prácticas de higiene adecuadas y evitar los productos cárnicos y pesqueros procesados, así como los productos lácteos no pasteurizados y otros alimentos crudos (especialmente carne y verduras) son esenciales para evitar infecciones. Además, es importante observar los posibles síntomas para poder iniciar el examen médico y el tratamiento lo más rápido posible. 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba