La Falta De 6 Nutrientes Puede Llevar A La Depresión

¿Sabías que la falta de ciertos nutrientes puede causar trastornos emocionales o incluso depresión? ¡Mejora tu alimentación para optimizar tu estado de ánimo!

Las deficiencias en 6 nutrientes pueden conducir a la depresión

La depresión es un trastorno mental que se manifiesta en un estado de ánimo deprimido, pérdida de interés, apatía, tristeza, irritabilidad y síntomas físicos.

Es un problema muy extendido que  es particularmente común en los países desarrollados.

Hasta hace unas décadas, se creía que la depresión solo puede ocurrir como resultado de ciertos estados emocionales.

Hoy, sin embargo, sabemos  que esto se debe a una química cerebral alterada,  que puede ser causada por una amplia variedad de factores.

Las condiciones ambientales, los cambios hormonales o la predisposición genética, por ejemplo, pueden ser las causas de la depresión.

Además, se constató que  los hábitos alimentarios también juegan un papel importante:  si hay deficiencia de nutrientes, el riesgo de desarrollar depresión es mucho mayor.

Por eso es importante mejorar la dieta e incluir alimentos que se caractericen por su alto valor nutricional y luchen contra este problema generalizado.

A continuación, encontrará más información sobre 6 nutrientes que pueden conducir a la depresión si son deficientes. ¡Descúbrelos!

1. Ácidos grasos omega-3 y depresión

Ácidos grasos omega-3

Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 tienen numerosos beneficios para la salud física y mental.

Juegan  un papel importante en el desarrollo y funcionalidad del sistema nervioso central,  ya que regulan sus funciones y procesos inflamatorios.

Omega 3 también es muy importante para la liberación de ciertas sustancias químicas en el cerebro. También es útil en la prevención de procesos de envejecimiento prematuro.

El omega 3 también se recomienda en el tratamiento de la depresión  porque estimula la producción de serotonina y reduce el cortisol. 

Omega 3 también se encuentra en los siguientes alimentos:

  • pez gordo
  • semillas y frutos secos
  • legumbres
  • huevos
  • vegetales

2. Vitamina D

¡ La falta de vitamina D no solo aumenta el riesgo de problemas óseos y articulares,  sino que también puede provocar depresión y demencia!

Esta vitamina es esencial para la liberación de serotonina. Este es un neurotransmisor asociado con un estado de ánimo feliz y felicidad.

Por lo tanto, la ingesta correcta de vitamina D reduce el riesgo de desequilibrio emocional  y al mismo tiempo fortalece el sistema inmunológico.

La luz del sol es la fuente más importante de vitamina D, pero los siguientes alimentos también contienen esta vitamina:

  • pez gordo
  • aceite de hígado de bacalao
  • Cereales fortificados y productos de soya
  • Productos lácteos
  • huevos
  • champiñones

3. Cinc

Comida

El zinc es otro nutriente que luego juega un papel importante en la regulación de las emociones. Esto estimula las funciones neuronales y la actividad del sistema nervioso.

El zinc también apoya la producción de neurotransmisores que  son responsables del bienestar.

Además, este mineral es necesario para más de 250 procesos bioquímicos independientes relacionados con los órganos principales.

Los siguientes alimentos contienen zinc:

  • carne roja
  • huevos
  • fruto de mar
  • legumbres
  • nueces
  • semilla
  • cereales integrales
  • productos lácteos orgánicos

4. Selenio

Este nutriente es esencial para un buen rendimiento cognitivo y control del estado de ánimo.

El selenio juega un papel fundamental en la regulación de la glándula tiroides  y por lo tanto también es de gran importancia para la salud mental.

Tiene un efecto antioxidante y regenerador  por lo que es muy útil en la prevención y tratamiento de los trastornos depresivos.

El selenio se puede encontrar en los siguientes alimentos:

  • carne magra
  • pez gordo
  • frijoles y guisantes
  • huevos
  • fruto de mar

5. magnesio

comida

Desafortunadamente, el cuerpo no absorbe fácilmente el magnesio.  Se cree que muchos trastornos físicos y mentales se deben a una deficiencia de magnesio.

El magnesio juega un papel importante en el tratamiento de la depresión,  no solo porque promueve la producción de serotonina y dopamina, sino  también porque puede reducir los niveles de cortisol al mismo tiempo.

Coma más alimentos con magnesio:

  • algas
  • Almendras
  • palta
  • plátanos
  • frijoles
  • semillas de calabaza
  • cereales integrales
  • salvado
  • vegetales de hoja verde

6. Hierro

La deficiencia de hierro es una de las principales causas de anemia, agotamiento y trastornos depresivos.

Este mineral es  fundamental en el desarrollo y para el desempeño cognitivo y sensorio-motor.

Si hay una deficiencia de hierro, la cantidad de glóbulos rojos es insuficiente. Esto perjudica el suministro de oxígeno a las células y, al mismo tiempo, conduce a un desequilibrio emocional, fatiga y confusión mental.

Puede comer los siguientes alimentos para prevenir la deficiencia de hierro:

  • carne roja
  • raíz de remolacha
  • pez gordo
  • avena
  • espinacas y vegetales verdes
  • granadas
  • huevos
  • frijoles
  • mantequilla de maní

Corregir las carencias de nutrientes es fundamental para la prevención y el tratamiento de la depresión y el bajo estado de ánimo.

Por supuesto,  ¡también hay que tener en cuenta otros aspectos!  Hay que llegar al fondo de las causas y luego tomar las medidas adecuadas. ¡Deja que tu médico te examine y te aconseje!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba