Frutas Recomendadas Para El Hígado Graso

Las fresas fortalecen el sistema inmunológico, limpian el hígado y desintoxican el organismo. También se pueden tomar en forma de jugo, batido o en tés.

Frutas recomendadas para el hígado graso

El hígado graso es una enfermedad común. Cuando la grasa se acumula en este órgano, las funciones básicas se ven afectadas y se produce una inflamación. A continuación te presentamos frutas recomendadas para el hígado graso.

Este problema generalmente se puede tratar bien con una dieta adecuada. 

Frutas para el hígado graso: tamarindo

Tamarindo

Las propiedades curativas de esta planta tropical han sido comprobadas en numerosos estudios. El tamarindo tiene un fuerte efecto depurativo y digestivo y, por lo tanto, también es bueno para perder peso.

Esta planta exótica contiene fibra dietética valiosa y ácidos grasos insaturados que son útiles en la arteriosclerosis. También es un excelente remedio para el hígado graso. Protege y alivia el hígado y también se recomienda para problemas de vesícula biliar.

El tamarindo  regula los niveles de colesterol y luego también reduce la grasa en el hígado. Recomendamos 3 tazas de té con 30g de hojas de tamarindo por litro de agua al día.

2. Frutas para el hígado graso: El limón depurativo

agua tibia de limon

El limón es una fruta maravillosa, muy versátil. Un vaso de agua mineral con jugo de limón es entonces un excelente remedio para el hígado graso.

Tiene un fuerte efecto de limpieza, es rico en vitamina C y contiene mucho ácido cítrico. El jugo de limón ayuda a descomponer los alimentos en el estómago, lo que hace que la digestión sea cada vez más fácil. El ácido cítrico estimula la actividad intestinal y protege el hígado.

3. Frutas para el hígado graso: Los beneficios de la pera refrescante

pera

Las peras contienen muchos nutrientes valiosos  y tienen un sabor dulce, refrescante y delicioso. Se recomiendan para muchas dolencias, de ahí la expresión “tan sanas como una pera”.

Las peras tienen un alto contenido de agua y  también proporcionan mucha energía. Son ideales para dietas de adelgazamiento. También son ricos en levulosa y, por lo tanto, también son adecuados para diabéticos.

La fibra soluble promueve la descomposición del colesterol y también regula la función intestinal.  Las peras también ayudan contra el estreñimiento, especialmente por la pectina que contienen.

2 peras al día aportan el 20% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, alrededor del 10% de la cantidad diaria de ácido fólico así como una buena proporción de vitaminas del grupo B (B1, B2 y en menor medida B3 y B6) y vitamina MI.

Los ácidos orgánicos ayudan con los dolores de estómago, promueven la producción de jugos gástricos y luego limpian el páncreas y el hígado. 

Lo mejor es comer una pera todos los días, ya sea la fruta entera o en jugo, no solo se promueve la salud del hígado, sino también la salud en general.

4. Frutas para el hígado graso: jugo de melón con semillas de papaya

quemador de grasa de papaya

Esta bebida tiene un efecto de limpieza del hígado y ayuda a descomponer la grasa. Un hígado sano ayuda a procesar grasas y vitaminas y favorece la eliminación de toxinas y el exceso de colesterol.

El consumo diario de melón con semillas de papaya es un buen tratamiento para el hígado graso.

Ingredientes:

  • 2 rodajas de melón
  • 1 vaso de agua fresca
  • 2 semillas de papaya

Preparación :

Mezcle todos los ingredientes en la licuadora hasta obtener jugo. Luego beba lentamente y mastique las semillas de papaya en particular. Esta bebida funciona muy bien.

5. Frutas para el hígado graso: Deliciosas y saludables fresas

jugo de fresa

Las fresas no solo saben deliciosas, también tienen un fuerte efecto de limpieza del hígado y luego promueven la eliminación de sustancias nocivas del organismo. Contienen fibra y  vitamina C, que tiene un efecto antioxidante y fortalece el sistema inmunológico. 

Los ácidos orgánicos de la fresa protegen el hígado y tienen un efecto desinfectante y antiinflamatorio.

Las fresas también contienen un alto contenido de agua y, por lo tanto, se recomiendan para la retención de agua. Esta deliciosa baya también tiene propiedades antihipertensivas y reductoras del ácido úrico. 

Las fresas contienen, entre otras cosas, potasio, magnesio, hierro, fósforo, yodo y calcio. Especialmente durante la temporada de fresas, se recomiendan 7-8 fresas al día. También se puede usar para preparar deliciosos jugos o tés. Con un chorrito de limón, el jugo de fresa tiene un poderoso efecto desintoxicante.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba