Dieta Para Enfermedades Crónicas

Las enfermedades crónicas son gravosas ya menudo complicadas, pero una nutrición adecuada, además de otras medidas, puede ser un excelente apoyo. Descubre más sobre este tema hoy.

Dieta en enfermedades cronicas

Se habla de  enfermedades crónicas  cuando se trata de una enfermedad de larga duración que suele ser difícil o solo parcialmente curable. En muchos casos se desconoce la fisiopatología, las causas o al menos la solución.

Esto no significa que no  existan opciones de tratamiento para aliviar los síntomas y preservar la calidad de vida tanto como sea posible. Por ejemplo, los pacientes a menudo encuentran la dieta adecuada por sí mismos, lo que es un apoyo importante para mantener los síntomas lo más bajos posible.

El objetivo de la nutrición en estos casos es  mantener la inflamación, el estrés oxidativo y el dolor lo más bajo posible. Por lo tanto, los alimentos con fitonutrientes, vitaminas y minerales son particularmente importantes. Además, ciertos alimentos también ayudan a reducir los procesos inflamatorios.

Alimentos antiinflamatorios en enfermedades crónicas

De particular interés en este contexto son los ácidos grasos omega-3, que pueden ingerirse a través de la dieta. Tienen un efecto antiinflamatorio en el organismo  y al mismo tiempo mejoran el equilibrio lipídico, como se puede leer, por ejemplo, en un artículo publicado en la revista Biochemical Society Transactions .

Estos ácidos grasos muy saludables se encuentran en el pescado azul, aceites vegetales crudos, semillas y aguacates, por ejemplo. Su consumo debe ser regular para obtener los resultados deseados y reducir la inflamación. 

Salmón y aguacate para enfermedades crónicas
Los ácidos grasos omega-3 regulan los procesos inflamatorios en el cuerpo.

Fitonutrientes analgésicos en enfermedades crónicas

Los fitonutrientes específicos pueden tener beneficios muy interesantes en enfermedades crónicas. Se trata de sustancias orgánicas que se encuentran principalmente en los vegetales. 

Se caracterizan por su capacidad para reducir los procesos inflamatorios y el estrés oxidativo. Este también es el resultado de un estudio publicado en la revista Oxidative Medicine and Cellular LongevityLos fitoquímicos pueden reducir el daño celular y, como resultado, también prevenir el envejecimiento. 

También influyen en varios mecanismos que regulan el dolor y la sensibilidad del sistema nervioso. Por esta razón, son particularmente importantes cuando se trata de enfermedades crónicas. Por lo tanto, debe incorporar regularmente nutrientes de origen vegetal en su dieta. 

Complementos nutricionales beneficiosos

En muchos casos, la melatonina se recomienda como suplemento dietético. Esta sustancia regula el ciclo circadiano, es decir, el ciclo sueño-vigilia. También tiene un efecto antioxidante y se dice que es muy eficaz en la prevención de enfermedades metabólicas y neurodegenerativas. La melatonina también alivia el dolor crónico, por ejemplo en la fibromialgia. Sin embargo, en este caso se deben utilizar dosis altas. En cualquier caso, esto debe hacerse bajo supervisión médica.

Los probióticos también son muy beneficiosos. La salud de la microbiota está asociada al desarrollo de enfermedades crónicas y complejas. Para minimizar el riesgo de disbiosis intestinal, puede usar suplementos dietéticos con pro y prebióticos. Esto mejora la diversidad de la flora intestinal y por lo tanto la salud general.

Salud intestinal en enfermedades crónicas
La composición de la microbiota es fundamental para afrontar mejor las enfermedades crónicas, especialmente las del tracto gastrointestinal.

Mejor nutrición para reducir molestias en enfermedades crónicas

No hay cura para muchas enfermedades crónicas. Pero se pueden tratar farmacológicamente y se puede conseguir mucho con otras medidas, como una dieta adecuada. Como se mencionó anteriormente, los alimentos antiinflamatorios y antioxidantes son particularmente importantes para reducir la percepción del dolor y el daño celular.

Por otro lado, los suplementos dietéticos también pueden ser beneficiosos. La melatonina y los probióticos pueden reducir el riesgo de enfermedades graves y aliviar el dolor crónico. 

Sin embargo, es importante elegir los alimentos y suplementos adecuados. Obtenga ayuda de su médico y de un nutricionista que  pueda atender específicamente sus necesidades.

No olvides que la dieta debe ser siempre variada y saludable. Además, por supuesto, el ejercicio regular es fundamental en la prevención y tratamiento de enfermedades crónicas. Un estilo de vida saludable puede ayudarlo a mantener o mejorar su calidad de vida.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba