Crisis De Nervios: Cuando El Cuerpo Y La Mente Llegan A Sus Límites

Pensamientos negativos, agotamiento, problemas de concentración… ¿Qué pasa? Estos signos son típicos de una crisis nerviosa. Obtenga más información sobre sus síntomas y cómo manejarlos.

Colapso mental: cuando el cuerpo y la mente son llevados al límite

estar al final de sus fuerzas. No termines con nada. La sensación de que todo el peso del mundo cae sobre nuestros hombros. Incluso pensar, recordar y tomar decisiones parece requerir un esfuerzo sobrehumano. Todo esto lo experimentamos cuando experimentamos una crisis nerviosa, una condición que se origina por un estrés intenso y prolongado.

El agotamiento físico y emocional es una constante en estos días. No solo en el trabajo sentimos mayor presión. Nuestras preocupaciones aumentan cada vez más, al mismo tiempo que nuestro estado mental se debilita constantemente. Por lo tanto, estamos en un estado mental que nos debilita y que finalmente afectará nuestra salud.

Pablo Neruda dijo que a veces estamos hasta “cansados ​​de ser humanos”. Y eso puede ser cierto, porque los humanos están involucrados en escenarios cada vez más complejos y exigentes y tienen que pagar el precio más adelante.

Aunque es común que nos sintamos bloqueados y paralizados, aún necesitamos saber de dónde viene este sentimiento. Esta es la única forma en que podemos aprender a lidiar con esta situación.

¿Qué es una crisis nerviosa y cuáles son los síntomas?

Una crisis nerviosa no es un trastorno en sí mismo ni una entidad clínica diagnosticable. Es un síntoma que surge de un intenso estado de estrés.

Se desencadena en situaciones desfavorables, por ejemplo tras recibir malas noticias, tras hechos traumáticos, tras crisis emocionales, etc.

En otras palabras, es una realidad psicológica que ocurre después de una experiencia altamente emocional. Tal y como constató un estudio de la Universidad de Leipzig, “una crisis nerviosa se asocia a niveles elevados de estrés y su principal consecuencia es la sensación de agotamiento físico y psíquico”.

En tales estados, se libera un exceso de neuroquímicos como la adrenalina o el cortisol, lo que puede conducir a una sobrecarga. Esta acumulación de emociones, sensaciones y cambios psicofisiológicos afecta en última instancia a nuestro rendimiento cognitivo (pensamientos) y resiliencia física.

hombre depresión crisis ataque de nervios
Una crisis nerviosa está provocada por un estrés descontrolado, que acaba por agotar nuestros recursos psicológicos.

Síntomas asociados a una crisis nerviosa

Algunas personas se refieren a un ataque de nervios como una crisis nerviosa, pero eso no es exactamente lo mismo. Mientras que en el segundo caso suele haber una exteriorización de los síntomas y una manifestación de agotamiento, intensidad emocional y nerviosismo, en el primer caso se trata básicamente de un bloqueo. Ahora nos detendremos en este tema con más detalle.

sintomas psicologicos

  • problemas de concentración
  • Dificultad para pensar con claridad y sacar conclusiones; los pensamientos de la persona afectada están nublados.
  • problemas de memoria
  • Sentirse irreal, como si lo que rodea a la persona no fuera del todo real.
  • Se producen cambios de humor, pero es común que la víctima se sienta irritable o apática.
  • Uno es incapaz de llevar a cabo las tareas diarias con normalidad. Hay una falta de motivación, deseo y la capacidad de concentrarse en lo que está haciendo.

Síntomas físicos

Los síntomas físicos asociados con una crisis nerviosa son variados. Sin embargo, su intensidad es mayor cuanto más tiempo estamos bajo estrés. En general, se le asocian las siguientes manifestaciones:

  • Agotamiento constante y sensación de incapacidad para reaccionar ante las cosas, incluso cuando se intenta.
  • Dolor muscular, especialmente en las extremidades.
  • Trastornos del sueño (podemos sufrir de insomnio, pero también podemos dormir demasiado)
  • También puede haber presión en el pecho o taquicardia.
  • mareo
  • dolor de cabeza
  • La sensación de que te estás moviendo más lento de lo normal

¿Cómo lidias con las crisis nerviosas?

¿Existe tratamiento para las crisis nerviosas? Para ser honesto, no existe un método de tratamiento específico. Estas condiciones psicológicas requieren una estrategia de afrontamiento multidimensional. Por lo tanto, hemos analizado algunos de estos métodos clave.

Entrenamiento de inoculación de estrés

Este enfoque se basa en el modelo de manejo del estrés de Lazarus y Folkman. Este método consiste en utilizar una serie de herramientas destinadas a “insertar” gradualmente estrés al paciente, es decir, confrontarlo gradualmente con situaciones estresantes.

Para ello, el paciente debe desarrollar numerosas habilidades encaminadas a crear nuevos patrones de pensamiento saludables y, al mismo tiempo, reducir las emociones que le provocan ansiedad. Los pasos incluyen lo siguiente:

  • Reestructuración cognitiva: identificar pensamientos negativos y compulsivos y sustituirlos por otros más saludables.
  • Utilice estrategias de relajación, como la respiración profunda.
  • Hacer cambios en nuestras rutinas para lidiar con ese estrés. Podemos preguntarnos qué cambios necesitamos para sentirnos mejor. A veces el bienestar se logra alejándose de ciertas situaciones y comenzando nuevos proyectos.
  • Aprendizaje de técnicas adecuadas para el tratamiento de las emociones.
Mujer lidiando con el estrés respirando profundamente
Una forma de lidiar con un ataque de nervios es aprender técnicas de resolución de problemas. Las técnicas de relajación también son útiles.

técnicas de resolución de problemas

Este dato es interesante: gran parte del origen de una crisis nerviosa se debe al exceso de problemas que no abordamos. Casi sin saber cómo, todo se junta entonces; no sabemos cómo abordar una cosa u otra y al rato todo se acumula.

Esto es seguido por agotamiento, sobrecarga y bloqueo. En estas situaciones demasiado comunes, es apropiado aprender una serie de habilidades. Aquí te damos algunos consejos:

  • Primero, identifique el problema y descríbalo.
  • Luego divídalo en pasos más pequeños. Después de todo, cada preocupación o desafío se compone de varias unidades.
  • Ten claro lo que quieres lograr.
  • Tome una hoja de papel y un bolígrafo y escriba las respuestas. Una no es suficiente, lo ideal es que anotes varias estrategias.
  • Luego ponga las soluciones en acción.
  • Finalmente, evalúe el proyecto: ¿logró el resultado esperado?
  • Lidia con tus emociones involucradas en cada paso.

Hacer frente a las crisis nerviosas

Hay que tener en cuenta que las crisis nerviosas son muy habituales en tiempos de crisis e incertidumbre. Tomarse el tiempo para atender sus propias necesidades e incorporar técnicas apropiadas de manejo del estrés puede ayudar.

Por supuesto, si aún no conseguimos controlar el problema, lo mejor es buscar ayuda profesional. Hablar con un psicólogo profesional es clave para aprender otras estrategias para manejar el problema.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba