Cómo Hablarles A Los Niños Sobre Competitividad

Aprenda cómo hablarles a los niños sobre competitividad para que aprendan a competir de una manera positiva que sea beneficiosa en lugar de dañina.

Enseñar a los niños a ser buenos competidores puede parecer una tarea abrumadora. Por eso nos gustaría dar sugerencias sobre cómo hablar con los niños sobre competitividad.

La competencia es una parte integral de nuestra sociedad. Debido a esto, también tendemos a animar a los miembros de nuestra familia a hacer lo mismo. Pero, ¿qué sucede cuando los niños ya no pueden disfrutar de sus actividades extracurriculares como los deportes o incluso los juegos?

Obtenga más información sobre cómo lidiar con este y otros desafíos en el siguiente artículo.

Cómo hablar con los niños sobre competitividad

Antes de entrar en detalles sobre cómo hablarles a los niños sobre competitividad, primero definamos el término en sí. Básicamente, podemos decir que la competitividad significa querer lograr algo que va más allá de lo que crees que puedes hacer. Como puedes ver, competir no significa superar a los demás. Más bien, se trata de algo personal.

Competencia sana vs competencia tóxica

La competitividad tóxica interfiere con el aprendizaje y la capacidad de disfrutar los deportes y los juegos.

Los buenos competidores no solo saben ganar, sino también perder. Son conscientes de que el aprendizaje es parte del proceso de mejora y pueden vislumbrar triunfos futuros.

El comportamiento competitivo tóxico, por otro lado, solo se preocupa por superar a los demás. En este caso, se trata de ganar superioridad y creer que no se gana nada perdiendo. Todas las causas de pérdida son la frustración y otras emociones negativas.

Entonces, ¿qué deseas para tus hijos?

Sin duda es probablemente la primera opción. Los buenos competidores no solo disfrutan del resultado, sino también del proceso, del viaje. Esto se debe a que el resultado no es lo más importante para ellos.

Cuando los niños solo se preocupan por ganar o perder cuando lo único que les importa es superar a los demás, desarrollan una relación tóxica con la competencia. Y esa toxicidad les impide aprender, disfrutar y divertirse. Por eso es tan importante saber cómo hablarles a los niños sobre la competencia.

Competitividad: ideas para impulsarla de forma positiva

competitividad
Habla con tus hijos y enséñales estos valores dando un ejemplo positivo.

El primer paso para convertir a los niños en competidores saludables es hablarles. Tus pequeños necesitan entender que no es el resultado final lo que importa, sino el esfuerzo que ponen para lograr sus objetivos. Por lo tanto, los padres y otros adultos deben dar un ejemplo positivo. Si usted mismo tiene un espíritu competitivo saludable, es más probable que sus hijos también desarrollen un espíritu competitivo saludable.

Discuta este tema con sus hijos y explíqueles que todos ganan y pierden una vez. Por ejemplo, cuénteles sobre una experiencia en su propia vida y hable sobre sus sentimientos. Sus hijos necesitan saber que es normal sentirse frustrados después de perder. Sin embargo, estos sentimientos no deberían arruinar su diversión.

A continuación se presentan una serie de ideas que fomentan la competencia sana y justa. Estas sugerencias ayudarán a sus hijos a convertirse en buenos competidores.

1. Competitividad y metas personales

Para que sus hijos crezcan y se conviertan en buenos competidores, es importante que se esfuercen por alcanzar metas. El problema es que a menudo tendemos a centrarnos en las cosas equivocadas.

El enfoque debe ser “Quiero dar lo mejor de mí” y no “Quiero ser el ganador”. Este pequeño cambio en la mentalidad de un niño lo liberará de la culpa cuando no gane. Por ejemplo, suponga que su hijo está corriendo. Por lo tanto, el objetivo debe ser mejorar tu propia velocidad personal, en lugar de simplemente superar a los demás corredores.

2. La importancia del esfuerzo

competitividad
Enseñe a sus hijos que, independientemente de la tarea que completen, lo más importante es su opinión personal, no el resultado final.

En cada área de la vida, lo más importante es que hagamos nuestro mejor esfuerzo. El esfuerzo personal vale mucho más que la victoria y eso es lo que debe enfatizarles a sus hijos.

Cuando los niños hagan su mejor esfuerzo, mejorarán. ¡Y nada es más importante que este desarrollo! Esa es de hecho la verdadera victoria: mejorar cada día, incluso si no siempre ganamos.

3. Hay que cometer errores para aprender

Cuando eras niño, alguien probablemente te dijo lo importante que es aprender de tus errores. De hecho, los errores son la mejor manera de aprender. Si nunca cometemos errores, entonces nunca mejoraremos.

4. Concéntrate en ti mismo

Para que los niños disfruten de las actividades, deben quitar la vista del “premio”. Ganar no debe ser la recompensa, sino que deben esforzarse por divertirse y aprender. Ayuda a tus hijos a vivir y saborear cada experiencia para que puedan disfrutarla y competir de forma saludable.

5. Muestre a sus hijos que está orgulloso de ellos

Los niños necesitan el apoyo incondicional de sus padres. Necesitan saber que estás de su lado. No importa el resultado que logren, los amas y estás orgulloso de su dedicación y perseverancia.

No sea el tipo de padre que se sienta al margen y les grita a sus hijos que los ayuden a lograr una meta. Evite situaciones en las que su hijo pueda sentirse presionado.

Finalmente, ¡recuerde que usted también debe ser un buen competidor para que su hijo se convierta en uno!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba