Cómo Evitar Las Rabietas

¿Tienes problemas para controlar tu ira? Hacer ejercicio es la mejor manera de generar endorfinas y evitar las rabietas. La actividad física ayuda a reducir el estrés.

Cómo evitar las rabietas

Un atasco en la autopista, una discusión con tu pareja o un vuelo cancelado… estas situaciones pueden desencadenar en ti tanta ira que solo quieras gritar o de alguna manera liberar la agresividad reprimida. Pero, ¿cómo puedes  evitar las rabietas  ?

Las rabietas son un problema que afecta a muchas personas,  especialmente en las grandes ciudades donde el estrés y la ansiedad son habituales.

En el artículo de hoy queremos darte consejos que puedes utilizar para evitar o reducir las rabietas.

¿Qué es la ira y por qué existe?

Hay trucos que puedes usar para evitar las rabietas.

La ira es una emoción que aumenta el ritmo cardíaco, la presión arterial y los niveles de adrenalina en la sangre.

Algunos de los principales síntomas de la ira son:

  • sudor
  • Poner rubor rojo
  • tensando los músculos
  • dificultad para respirar

El impulso agresivo de gritar, golpear o lanzar es  la respuesta de su cerebro cuando detecta peligro o amenaza.

La ira puede surgir en una variedad de situaciones, pero ocurre con mayor frecuencia cuando te enfrentas a cosas que no te gustan.

Cuando estás frustrado o te sientes impotente, tu mente puede reaccionar de varias maneras. Algunas personas lloran, algunas hablan de sus sentimientos, algunas se enojan. 

La ira viene por sí sola y, a menudo, es difícil averiguar qué sucedió.

Hay diferentes tipos de ira:

1. Rabia instrumental

El comportamiento agresivo y la violencia pueden ocurrir cuando no puede hacer lo que quiere o cuando un obstáculo le impide continuar con algo. Este comportamiento está asociado con un problema en las habilidades de comunicación.

2. Ira explosiva

Esto ocurre cuando ocurre  una situación molesta o injusta durante un largo período de tiempo. Las frustraciones diarias más pequeñas se acumulan hasta explotar.

Por ejemplo, una persona que ha tenido un mal día en el trabajo, llega a casa y luego se enfrenta a un problema menor puede enfadarse de forma explosiva.

3. Ira defensiva

Cuando siente que está siendo atacado o sabe que se avecina algo difícil,  la ira puede actuar como una forma de protección. Por ejemplo, la ira puede protegerlo de responsabilidades o problemas que necesitan una solución.

Consejos para evitar las rabietas

En primer lugar, debe ser  consciente de las consecuencias de sus hábitos y reacciones.

Controlar tu ira y racionalizar tus impulsos puede ser de gran ayuda  cuando el comportamiento agresivo es parte de tu vida.

Algunos consejos que pueden ayudar:

1. Observa los desencadenantes de tu ira

Es importante saber qué desencadena sus rabietas.

¿Hay situaciones o momentos del día en los que te enojas con más frecuencia? ¿Sueles notar este problema cuando sales con cierta persona?

La ira puede enmascarar otras emociones como el miedo, la tristeza y el dolor. Piensa por qué haces rabietas cuando llegas tarde al trabajo, cuando hablas con tu pareja o  cuando algo no funciona como quieres.

2. No acumules emociones negativas en tu interior

Una de las principales razones de la ira es el resentimiento. Los sentimientos son como un vaso de agua: en algún momento está lleno y ¡la última gota es demasiado!

Si acumula ira durante días o semanas, el “vaso” eventualmente se desbordará. Para evitar esto,  es mejor enfrentar los problemas cuando se presenten.

3. Cuenta hasta 10 (o hasta 100 si es necesario)

Cuente hasta 10 para evitar las rabietas.

Aunque no sepas exactamente cuándo vas a explotar de ira, puedes analizar los síntomas y las etapas por las que estás pasando. Así es como puedes intentar calmarte antes de que llegue la tormenta.

Puedes contar hasta 10, o 100 si es necesario, para calmarte. Cierra  los ojos y concéntrate en tu respiración para evitar hacer una rabieta. 

Puede usar este método para estabilizar su ritmo cardíaco y ver las cosas desde una perspectiva diferente.

4. ¡Muévete!

El ejercicio es perfecto para  liberar endorfinas y calmarte. Cuando tu cuerpo está en movimiento, la respiración y el ritmo cardíaco están equilibrados.

Puedes elegir un ejercicio para evitar tus rabietas. Tanto los deportes físicamente exigentes, como el boxeo o el kickboxing, como las técnicas relajantes, como el yoga, el pilates y el tai chi, son ideales.

5. Descanso

Duerme bien por la noche para evitar las rabietas.

Nada mejor que unas horas de sueño para calmarse. Si has tenido un largo día en la oficina, ¡lo mejor que puedes hacer es ducharte y relajarte después!

De esta manera, puede evitar descargar su ira en su familia. A la mañana siguiente todo ya se ve completamente diferente.

6. Medita, lee o baila

Estas actividades relajantes son recomendables para evitar las rabietas.

Es posible que no puedas meditar exactamente cuando estás enojado, pero  dedicar una pequeña cantidad de tiempo cada día te ayudará a lidiar mejor con el enojo. 

Use su tiempo libre para leer, bailar, jugar con sus hijos o mascotas,  o participar en otras actividades de equilibrio. 

7. Evita situaciones (o personas) irritantes

Evite las situaciones irritantes para evitar las rabietas.

Si sabes que tu jefe siempre está de mal humor los lunes, o que tu pareja suele pelear cuando está estresada, evita estas situaciones para no generar ira. 

Si el tráfico de camino a casa te está volviendo loco, toma el autobús o el tren. Estos métodos te ayudarán a evitar situaciones o personas que a menudo te hacen enojar.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba