Claves Para La Autoestima De Los Niños

Ayudar a un niño a amarse y apreciarse a sí mismo es fundamental para su bienestar y desarrollo emocional. En el artículo de hoy encontrarás diferentes claves que te ayudarán a conseguirlo.

Claves para una buena autoestima en los niños

La autoestima de los niños  es  una de las piezas fundamentales del rompecabezas que les ayuda a desarrollar y construir una personalidad sana. Por ello, es de gran importancia fortalecer la autoimagen y la confianza en sí mismo para que el niño pueda madurar con seguridad y salud.

En algunos casos, sin embargo, esto no es tan fácil. Los padres no pueden ser expertos en todo,  aunque estén dispuestos a aprender cosas nuevas y aplicar técnicas que ayuden al niño. Hoy hemos reunido las mejores claves para que ayudes a tu hijo a desarrollar un amor propio saludable y una autoestima fuerte.

La autoestima de los niños: ¡Por eso es tan importante!

Nadie tiene una receta perfecta para criar niños felices que logren todas sus metas y se conviertan en personalidades equilibradas. No siempre es fácil, y algunos niños también tienen un carácter difícil que no es fácil de controlar. Incluso los padres no siempre saben cómo manejar mejor ciertas situaciones. Pero la autoestima es un pilar fundamental en la crianza.

Es el camino hacia la independencia, la fuerza y ​​la responsabilidad. Por ello, es fundamental que los niños aprendan a protegerse y valorarse a sí mismos. Los padres no siempre y en todas partes pueden acompañar a sus hijos, por lo que los niños a veces se ven expuestos a situaciones difíciles en las que tienen que tratar adecuadamente con los compañeros de clase, por ejemplo.

El bullying o bullying es una realidad peligrosa, pero que se puede solucionar si los niños conocen las estrategias adecuadas. También juega un papel importante la autoestima, que debe fomentarse desde edades tempranas. Los niños pueden ganar confianza en sí mismos y construir relaciones sanas y felices. Como resultado, también pueden evitar que otros los controlen o los hagan infelices. ¡Los esfuerzos y esfuerzos valen la pena! Luego, aprenda lo que puede hacer para ayudar a su hijo a desarrollar su autoestima.

Claves para una buena autoestima en los niños

Claves para una buena autoestima en los niños 
La confianza permite que un niño crezca sano y responsable.

1. Fortalecer la autoestima de los niños a través de la responsabilidad

No olvides que la educación de un niño comienza el día de su nacimiento. Por eso, las rutinas y los hábitos deben determinar la rutina diaria: horarios regulares para comer y dormir, bañarse a la misma hora todos los días y mucho más. A medida que su hijo crece, también puede darle responsabilidades gradualmente. Por ejemplo, tiene que aprender a ordenar sus juguetes, hacer la cama o limpiar la mesa. Esto hará que se sientan útiles y serviciales mientras aprenden a valorar la importancia del orden y de ellos mismos.

Las responsabilidades enseñan al niño que también hay obligaciones en la vida. Si los hace bien y correctamente, puede sentirse orgulloso porque ve que los resultados son útiles. Al hacer sus tareas, ordenar su habitación, doblar su ropa o cuidar a una mascota, el niño aumenta su autoestima y por ende su autoestima.

2. Aprecie y apoye todas las cosas que su hijo hace bien

Algunos padres cometen el error de no reconocer el comportamiento positivo de sus hijos  porque solo se enfocan en sus errores y equivocaciones. Sin embargo, solo logran una autoestima débil en su descendencia. Tarde o temprano, el niño ya no seguirá a sus padres, porque si no logra nada a pesar de todos sus esfuerzos y solo escucha críticas negativas, su autopercepción se verá perturbada.

Cuando su hijo haga algo bien, debe alentarlo y elogiarlo. “Hiciste un gran trabajo, ¡no sabía que podías hacer eso!” “Genial, siempre confío en ti porque sé que eres el mejor”. “¡Felicitaciones, estoy muy orgullosa de ti!” Frases como estas motivan a tu hijo y lo animan a seguir intentando alcanzar metas importantes.

Sin embargo, si su hijo comete errores, no lo regañe ni lo culpe. Porque comentarios como “siempre igual, nunca aprenderás” solo desencadenan la frustración y destruyen la autoestima de los niños.

Además, no cometa el error de comparar a su hijo con otros niños o hermanos. Solo dales un recordatorio rápido de que cometieron un error, pero seguro que lo harán mejor la próxima vez. Confía en él y motiva a tu hijo con frases como: “¡Sé que sacaste mala nota, pero con un poco de esfuerzo seguro que lo lograrás porque te lo mereces!”. “¡No te preocupes, si lo intentas, lo lograrás!”

Un estudio de la Universidad de Indiana tiene un resultado curioso que tiene que ver con la comparación de niños. Confirmó que las largas horas de televisión pueden jugar un papel importante en los niños, ya que no pueden evitar ser comparados con los niños-actores que ven en películas o series, y esto los hace sentir peor.

3. Impulsar la autoestima de los niños a través de la confianza y el amor.

Fortalecer la autoestima de los niños a través de la confianza y el amor. 
Cuando le muestras confianza y amor a tu hijo, es más fácil para él desarrollar confianza en sí mismo.

El amor y la confianza son elementos básicos de la autoestima de los niños. La psicóloga Ana Torre lo confirma: “Si los valoramos, ellos se valorarán a sí mismos. Somos como un espejo para los niños, la imagen que les devolvemos es su propia imagen”.

Los niños necesitan sentirse amados, valorados, incluidos y reconocidos. Por eso, es muy importante que los padres expresen su amor y les digan lo especiales que son sus hijos en sus vidas. Dígale a su hijo que confía en él y lo ama incondicionalmente. Como resultado, puede desarrollar seguridad emocional y fortalecer la confianza en sí mismo.

4. Autoafirmación para una mejor autoestima

Mantenerse firme significa defenderse a sí mismo; decir en voz alta lo que deseamos y queremos sin ser manipulados por otros. También significa aprender  a decir no para no someterse a los demás. 

Críe a su hijo democráticamente con reglas y límites que ellos entiendan. No sea autoritario, pero construya una base abierta para la discusión basada en la confianza mutua. Si siempre le prohíbes todo, con el tiempo intentará evitarte. Sin embargo, las conversaciones le ayudan a aprender  a afirmarse y defenderse, a desarrollar positivamente su autoestima  y a ser fuerte, tanto en la escuela como más adelante en la vida.

Recuerde que la verdadera crianza se lleva a cabo en el hogar. Sé un buen ejemplo para tu hijo,  porque te imitará en todo. Criar a un niño feliz puede ser un desafío a veces, pero cuando brinda a su descendencia confianza, amor y conversaciones abiertas, al mismo tiempo que establece límites, su hijo puede crecer sano y aprender a valorarse a sí mismo y a los demás. ¡Vale la pena!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba