Astigmatismo En Niños: ¿cómo Reconocerlo?

El astigmatismo puede causar dificultades de lectura en los niños y por lo tanto afectar el rendimiento académico, ya que este trastorno visual provoca visión borrosa. Obtenga más información sobre este tema hoy.

Astigmatismo en niños: ¿cómo reconocerlo?

El astigmatismo  es una ametropía  muy común del ojo. Afecta a alrededor del 15 por ciento de la población, y la mayoría de los casos se diagnostican en la infancia o la adolescencia.

Los factores genéticos juegan un papel importante en este trastorno visual. Además, los afectados suelen sufrir también otros tipos de ametropía, como la miopía, que puede tener antecedentes familiares.

Si el astigmatismo en los niños no se detecta a tiempo, el rendimiento académico puede verse afectado. Por eso, en el artículo de hoy te explicaremos cómo reconocer el astigmatismo y qué debes saber al respecto.

Astigmatismo en niños

El astigmatismo es una deformación de la córnea. Por lo tanto, es un error de refracción del aparato óptico. Por lo tanto, la luz no se puede refractar de manera uniforme y se refleja en forma de varilla en la retina. Por esta razón, a veces se escucha el término “astigmatismo”. El resultado es una visión borrosa.

La diferencia más importante con la miopía es  que solo los objetos distantes se ven desenfocados. En el caso de la hipermetropía, ocurre exactamente lo contrario. Cada trastorno visual requiere diferentes métodos de corrección, por lo que es importante un diagnóstico preciso.

Astigmatismo en niños
El astigmatismo se puede heredar, por lo que a menudo hay varias personas afectadas en una familia.

Causas del astigmatismo en niños

Ya hemos mencionado que  los factores genéticos juegan un papel importante. Entonces, en muchos casos, el astigmatismo se transmite de uno de los padres (o de ambos). Pero también existen otras posibles causas en las que no se pueden observar antecedentes familiares.

La córnea del niño afectado es ligeramente más plana de lo normal en una dirección y ligeramente más curvada en la otra. Debido a la forma desigual, la luz incidente se muestra distorsionada en la retina y no concentrada en un punto focal. Esto resulta en una visión borrosa.

Tipos de astigmatismo

Pueden ocurrir diferentes formas de astigmatismo en los niños, dependiendo, entre otras cosas, de si hay otros errores de refracción presentes o no. Para entender esto, uno debe saber qué son los meridianos del ojo. Si miramos el ojo de frente, un meridiano imaginario divide el globo ocular de abajo hacia arriba y otro de izquierda a derecha.

Esto permite identificar primero el astigmatismo miópico. En este caso, un meridiano del ojo, o ambos, enfoca como un ojo miope. Por otro lado, el astigmatismo también puede estar asociado a la hipermetropía. En este caso, el ojo no puede enfocar adecuadamente los objetos cercanos. De forma mixta, ambos trastornos de la visión están presentes.

¿Cuáles son los signos del astigmatismo en los niños?

Para poder reconocer el astigmatismo en los niños, los síntomas deben observarse de cerca. Esto es un poco más complejo que ser miope o hipermétrope, donde hay signos evidentes que están afectando el rendimiento académico.

Los problemas en la escuela también se encuentran entre los síntomas más comunes del astigmatismo. El niño puede ser desatento, tal vez incluso hiperactivo. Pero la  falta de concentración se debe a que no es capaz de fijar bien las letras del libro de texto o de la pizarra.

Los dolores de cabeza frecuentes, especialmente en el área de los ojos y la frente, también pueden indicar astigmatismo. Además, los niños afectados suelen inclinar la cabeza para poder ver mejor. A menudo tienen los ojos rojos o comezón porque tienen que esforzarse para ver. 

La falta de interés por la lectura también se debe a la discapacidad visual. Cuando los niños afectados leen en voz alta, a menudo omiten líneas enteras de texto o cambian las sílabas. 

niño con astigmatismo
Los niños con astigmatismo suelen tener problemas para leer, pero esto no tiene nada que ver con una discapacidad intelectual.

¿Cómo se hizo el diagnóstico?

Para diagnosticar astigmatismo en niños,  es importante monitorear los síntomas y hacerse un examen de la vista. El oftalmólogo utiliza una variedad de métodos y pruebas para confirmar la sospecha.

Utilizando diferentes anteojos, evalúa la visión del niño afectado. Si efectivamente hay astigmatismo,  suele recetar anteojos o lentes de contacto para el niño. El médico decide qué es mejor en cada caso individual.

Finalmente, nos gustaría volver a mencionar brevemente que el astigmatismo afecta el rendimiento del niño y también puede causar dolores de cabeza, por ejemplo. Por lo tanto, el diagnóstico precoz es muy importante. Los padres y educadores deben estar atentos para poder ayudar al niño lo más rápido posible.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba