7 Consejos Para Cuidar El Hígado Por La Mañana

Las funciones del hígado y su desintoxicación se pueden favorecer por la mañana con determinados alimentos.

7 consejos para el cuidado del hígado por la mañana

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo, pesa entre 1,3 y 1,8 kg y representa el 13% del flujo sanguíneo. ¡Cumple casi 500 funciones vitales diferentes! Por eso,  el cuidado del hígado es muy importante.

¿Qué haces para  cuidar el hígado?

Si alguna vez ha sufrido una enfermedad hepática, probablemente sepa lo devastadora que es. Cansancio, malas digestiones, debilidad, ictericia, dolor abdominal, retención de agua son solo algunas de las consecuencias.

La presión, la preocupación y el estrés también tienen un efecto nocivo sobre el hígado.

Hoy nos gustaría daros unos sencillos consejos para cuidar el hígado en el desayuno. ¡Así es como puedes empezar el día saludablemente!

1. ¿Una taza de café para el cuidado del hígado? ¡Sí gustosamente!

café

El café es bueno para el hígado. Un estudio de las universidades de Edimburg y Southampton (Reino Unido) el año pasado encontró que beber  2 tazas de café al día reduce el riesgo de enfermedad hepática.

  • Gracias a los antioxidantes del café, la enzima γ-G lutamil reducción de la transpeptidasa en la sangre. Esta enzima sirve como marcador en la cirrosis.
  • Se reduce el colesterol LDL y se combate la inflamación de las células hepáticas.

Por lo que el café tiene un efecto protector para el cuidado del hígado. Sin embargo, no debes excederte. Tome una taza con el desayuno para animarse y mejorar la función hepática.

2. Cuidado del hígado: ajo en ayunas

Hemos cubierto los beneficios de comer ajo con el estómago vacío muchas veces antes. Si quieres mantener la salud de tu hígado, no descuides este hábito.

  • Gracias a los compuestos azufrados que contiene, se eliminan numerosas toxinas.
  • El ajo es rico en alicina y selenio. Estos combaten la inflamación, promueven la limpieza del hígado y varios procesos metabólicos.

3. Pan tostado con aceite de oliva virgen extra

Una rebanada de pan tostado con aceite de oliva tiene un sabor delicioso por un lado y es increíblemente saludable y una parte importante de la dieta mediterránea por el otro.

  • Elija pan integral (por ejemplo, pan de centeno).
  • Rocíe un poco de aceite de oliva por encima y simplemente disfrute.
  • Los ácidos grasos del aceite de oliva ayudan a reducir el colesterol malo y dilatan las arterias.
  • El aceite de oliva también contiene elementos muy importantes que favorecen la renovación celular y la cicatrización del hígado.

4. pomelo

Toronja

El pomelo rojo no solo contiene vitaminas C y A, sino también licopeno, un poderoso antioxidante.

La toronja también ayuda a descomponer los contaminantes y promover la  renovación de las células dañadas por la inflamación. Esto es gracias al flavonoide naringenina.

5. Avena contra el hígado graso

La avena nunca debe faltar en nuestro desayuno. Es muy nutritivo y también tiene un efecto desintoxicante. Sus aminoácidos también estimulan la producción de lecitina del hígado.

  • La lecitina es una sustancia orgánica que ayuda a nuestro organismo a eliminar toxinas.
  • Además, se regulan los niveles de azúcar en sangre y se aporta al organismo proteína, que protege al hígado.

6. Aguacate

tostadas-con-aguacate-de-higado

El aguacate es simplemente delicioso y realmente una de las mejores alternativas para el pan de tu desayuno. Cubra 1 rebanada de pan de centeno integral con 1/2 aguacate y se sorprenderá.

  • El aguacate reduce los niveles de colesterol.
  • Contiene grasas monosaturadas, que son muy saludables para el organismo porque reducen la inflamación y mejoran la digestión.
  • Además, el aguacate es muy recomendable para la salud del hígado ya que contiene glutatión.

7. manzana

No importa en qué forma te comas una manzana: rallada, troceada, con un poco de miel y canela, en rodajas con nueces y azúcar moreno o como nos la da la naturaleza.

Se recomiendan todas las variantes, porque los antioxidantes y la pectina que contienen son buenos para el hígado. 

Planifique estos alimentos en su desayuno para cuidar la salud de su hígado temprano en la mañana. Combínalos con alguna proteína, como huevos, pavo, etc.

No olvides llevar una dieta sana y equilibrada con grasas saludables (¡con moderación!), la menor cantidad de azúcar posible y luego evitar los alimentos procesados ​​si es posible.

¡Tu hígado y tu salud lo valen!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba