5 Palabras Sanadoras: ¡úsalas A Diario!

Cuando dices estas palabras en voz alta para que puedas escucharlas y creerlas, te das cuenta de su efecto.

5 palabras curativas: ¡úsalas a diario!

Se dice que el 50% de las palabras curativas provienen de decirlas en voz alta y el otro 50% de la escucha consciente. Esta publicación no se trata de comunicarse con otras personas.

Nos gustaría sugerirte 5 palabras curativas  que debes decirte en voz alta todos los días para motivarte y superar los problemas que muchas veces nos quitan la alegría y la salud.

¡Empieza hoy, es fácil recordar estas palabras!

1. Palabras curativas: estoy bien

el bienestar emocional

A veces parece todo lo contrario porque  ¿cómo puedo decirme a mí mismo “estoy bien” cuando no lo estoy?  ¿Cómo puedo ser positivo cuando en realidad me siento frustrado, herido o lastimado?

Luego, simplemente agregue las palabras “Estoy bien” al apéndice “y superaré los desafíos”.

  • Los pensamientos positivos son fundamentales en el día a día: no negar los problemas y cerrar los ojos ante las dificultades,  es una forma de afrontar la realidad con motivación y energía.
  • Si ves todo de forma negativa y lo confirmas con “Me siento mal” o “Me hacen la vida imposible”, solo te hundirás más en pensamientos y problemas negativos.  Por eso siempre es mejor respirar hondo y decirte a ti mismo: “Estoy bien y superaré los desafíos”.
  • Pruébelo y diga estas palabras positivas  con convicción y energía. Sentirás una fuerza interior que te da el impulso que necesitas para resolver problemas. Incluso si hay dificultades, ahora estás listo para enfrentarlas. ¡Intentalo!

2. puedo

Señora

Eres el protagonista de tu vida y debes tomar las riendas para superar los problemas y enfrentarte al mundo. Nadie puede ayudarte mejor que tú mismo.

No te centres en tus limitaciones y no pongas excusas:  “No puedo hacer esto porque ya es demasiado tarde para cambiar las cosas”, “Hay gente mejor calificada que yo, ¿por qué debería arriesgarme?”…

No dejes que estos pensamientos destructivos te depriman. Mírate en el espejo y convéncete de que puedes manejarlo y hacer cualquier cosa que te propongas. “Yo puedo” es una de esas frases curativas que todos deberíamos decir en voz alta todos los días.

3. Me lo merezco

hablar

¿Por qué no? ¿Por qué no te ganaste unas horas al día para disfrutar de tus aficiones o de tu soledad?

¿Haces todo por los demás y te olvidas de ti mismo en el proceso? Antes de que llegue al límite de sus poderes y de repente descubra que los demás ni siquiera lo aprecian, tómese un tiempo para usted.

Trate de llevar una vida equilibrada. Cuida de los demás, pero déjate mimar y mimar de vez en cuando.  ¿Por qué no? ¡Te lo mereces!

4. Todo pasa

ir-y-relajarse

¿Tienes un problema que no te deja vivir, te sientes estresado y tu salud se resiente por ello? ¿Estás cansado y no puedes deshacerte de los pensamientos negativos? ¿Tiene dolores de cabeza o migrañas debido a esto?

Detente un momento y destierra tus pensamientos, respira hondo y siéntate. Recuerda que todo pasa, la vida fluye, nada dura para siempre. Cuanto más te aferres a los problemas, más sufrirás por ellos. 

Si tiene problemas de relación, hable con su pareja. Si hay desacuerdo en el trabajo, trate de encontrar soluciones. Sin embargo, no debes almacenar los sentimientos negativos dentro de ti.

La vida pasa rápido, sé consciente del aquí y ahora, nada dura para siempre. Pon las cosas en perspectiva, relájate y  repite estas palabras simples y sanadoras: “Todo pasa”.

5. ¡Amor!

par

El amor cura, protege y libera al mismo tiempo. Sin embargo  , el “amor” como palabra curativa no solo significa que amas a las personas cercanas a ti en tu vida.

Estamos hablando del amor propio,  que construye tu autoestima y luego te empuja a encontrar la felicidad todos los días. Se trata del amor que te hace feliz y que sin duda mereces. Ama tu cuerpo, ama tu naturaleza, tu carácter y tu personalidad.

Si tiene problemas, sepa que está dispuesto y es capaz de encontrar soluciones para ellos también. Confía en ti porque te amas como eres, porque te conoces y sabes que tienes maravillosas virtudes.

Si no puedes amarte a ti mismo, tampoco puedes dar amor a los demás. ¡Nunca olvides esta palabra tan importante!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba