5 Ideas Para Un Desayuno Energético

Debe ser lógico que un desayuno saludable y energético no consista en bebidas azucaradas y “cereales” de colores llamativos.

5 ideas para un desayuno energético

Un desayuno saludable y lleno de energía no tiene por qué ser un cereal con leche de soya. Esta idea ronda muchas cabezas, pero un desayuno saludable y lleno de energía también es posible con deliciosos bocadillos. ¡Tenemos 5 ideas para ti hoy!

¿Qué tan importante es un desayuno saludable y lleno de energía?

Un desayuno lleno de energía es la mejor forma de empezar el día. Estadísticamente, las personas que desayunan regularmente son más delgadas que las que se saltan el desayuno.

¿Como puede ser? Con una comida adicional, ¿no ingieres también energía adicional, en este caso calorías?

Esto se debe a que sin el desayuno, el cuerpo se ve obligado a funcionar en “modo de emergencia” y no recurre a sus reservas de grasa, como se afirma a menudo, sino que funciona en un segundo plano absoluto.

Desafortunadamente, el hambre que se acumula a lo largo del día debido a la reducción de la ingesta de calorías se “compensa” con demasiada frecuencia con pequeños refrigerios en el medio o una cena demasiado suntuosa debido al hambre.

Por lo tanto, la ingesta diaria de calorías es mayor, ¡a pesar de saltarse el desayuno!

Desayuno lleno de energía con bocadillos

Esta es una parte esencial de un desayuno saludable y lleno de energía.

Para un desayuno energizante, limítese a solo cinco grupos de alimentos simples e importantes:

  • Productos de cereales : El combustible más importante para nuestro motor muscular son y serán siempre los hidratos de carbono. Por la mañana “el depósito está vacío” y es importante volver a llenarlo de energía antes de emprender la “autopista” de la vida cotidiana con la motricidad muscular. Los carbohidratos con los que nuestro motor muscular puede hacer algo a largo plazo no son, por supuesto, los del azúcar, sino los carbohidratos que se encuentran en los productos de cereales: en el pan, el muesli, los cereales para el desayuno, las gachas y los pasteles.
  • Proteína : La proteína es importante y no debe “saltarse” en el desayuno. La leche o los productos de soja son ideales aquí, por ejemplo, leche o yogur con muesli, un quark de hierbas bajo en grasa con pan o queso magro o salchichas y jamón y ocasionalmente un huevo. Si no quieres fuentes de proteínas animales, tienes alternativas de origen vegetal, pero debes prestar atención a su contenido de proteínas, ¡porque no todos los “productos lácteos” de origen vegetal son tan ricos en proteínas como los animales!
  • Frutas y verduras: Por supuesto, sería fácil obtener la porción de frutas y verduras de su desayuno en forma de jugos procesados, pero siempre es mejor comer frutas y verduras en su forma más natural para asegurarse de que las que contienen Las vitaminas y los minerales también pueden ser absorbidos de manera óptima por el cuerpo.
  • Fibra : Para mantenernos saciados y llenos de energía después de un desayuno equilibrado, la comida debe tener un alto contenido en fibra. El nivel de azúcar en la sangre aumenta lentamente, se libera poca insulina y la caída del nivel de azúcar en la sangre después de la digestión es plana y, por lo tanto, suave para el organismo.
  • Líquido : Dependiendo de la temperatura ambiente y la humedad, el cuerpo pierde hasta un litro de agua durante la noche durante el sueño a través del sudor y la respiración. Por ello, es importante reponer los líquidos perdidos en el desayuno. Sin embargo, una taza de café “simbólica” por la mañana no es suficiente, ¡debería ser más! Es recomendable consumir al menos medio litro de líquido adicional con el desayuno.
Desayuno energético con bocadillo, pepino y rábano

5 ideas para un desayuno energético

No hay discusión sobre el sabor, por lo que no todos pueden llevarse bien con el desayuno saludable favorito de su vecino.

Pero quizás nuestras 5 ideas para un desayuno lleno de energía también tengan algo para ti:

  • Avena con fruta: Unos 80g de avena y una ración de fruta forman la base de este desayuno lleno de energía. A continuación, añadir al menos 100 ml o 100 g de producto rico en proteínas de origen animal o vegetal: leche, yogur, requesón, kéfir,…
  • Panecillos de verduras : si prefiere un desayuno abundante y refrescante, puede que le guste esta idea con un panecillo integral. Unte el verdadero panecillo integral con quark o queso crema y cúbralo con rodajas de pepino, rodajas de tomate o rábanos. Otras verduras también funcionan, ¡sé creativo!
  • Sándwich clásico: El pan integral es la base de esta variante clásica de desayuno. Sea muy económico con la mantequilla que le unta, ¡el desayuno no debe contener más de 20-25 g de grasa en total! Cubra el pan como un “doble piso” con jamón magro, queso crema u otros ingredientes clásicos. Combina una pieza de fruta o verdura con él.
  • Comida líquida : si quieres ir muy rápido por la mañana, también puedes preparar un desayuno líquido. Para ello, elabora un batido que también puede contener algún lácteo, pero sin azúcar ni miel. Luego agregue unas cuantas cucharadas de hojuelas derretidas para agregar carbohidratos complejos.
  • Halagador de vientre cálido: en muchos países del mundo, las gachas de avena calientes se sirven con un desayuno lleno de energía. Dependiendo del continente, el grano varía, pero el sistema es siempre el mismo: el grano (p. ej., copos de avena) se hierve en líquido (p. ej., leche) hasta obtener una papilla y se come mientras aún está caliente con fruta fresca.

¡Disfrútalo y comienza el nuevo día lleno de energía!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba